miércoles, 28 de octubre de 2015

Tlaquepaque, el pueblo alfarero

Sin duda uno de los principales atractivos de la Zona Metropolitana de Guadalajara, es Tlaquepaque, un pintoresco pueblo que hace años quedó inmerso en la zona conurbada, pero que aún mantiene su sabor de pueblo y un particular encanto que lo hace uno de los sitios favoritos de locales y foráneos.

Tlaquepaque ha mantenido el ritmo tranquilo de la provincia, en su centro las angostas calles con pintorescas fachadas, se pueden recorrer tranquilamente bajo la sombra de los árboles. En la plaza principal, podemos encontrar todavía a personajes típicos del México de otras épocas,  como al vendedor de helados, al de los globos y hasta cilindreros.

Una de los oficios tradicionales en Tlaquepaque, ha sido siempre la alfarería, desde tiempos coloniales, el pueblo obtuvo reconocimiento por la calidad de sus artesanos y sus piezas. En las últimas décadas, esta actividad se ha sofisticado de manera importante, y hoy en día muchos de los artistas artesanos más reconocidos en México y en el extranjero, tienen sus talleres y galerías aquí. Ademas de las tradicionales piezas de alfareria, podemos encontrar obras de pintura, escultura, joyeria, marroquineria y tallas en madera de gran calidad artística.

Por la calle independencia, ahora un corredor peatonal, podemos encontrar además de galerías de arte numerosos cafés, bares y restaurantes con diversas propuestas culinarias, sin faltar por supuesto los clásicos de la cocina jalisciense, como la birria, las tortas ahogadas. Siguiendo el recorrido de poniente a oriente por la calle Independencia, encontramos el parián, edificio de un antiguo mercado colonial, donde ahora se localizan 19 cantinas y restaurantes típicos. Aquí en un ambiente familiar podemos disfrutar de comida tradicional y de la bebida nacional por excelencia, el tequila. Te recomendamos probar las famosas cazuelas de tlaquepaque, preparado de tequila con una mezcla de varios cítricos que dan como resultado una bebida deliciosa y muy refrescante. Todo esto mientras disfrutas de la música de los mariachis que por las tardes tocan en el kiosco del parián. 

Sin duda Tlaquepaque es uno de los puntos que no se debe dejar de conocer cuando visite Guadalajara, ya sea para visitar con la familia, amigos o compañeros de trabajo, en este bonito pueblo podrá pasar un dia entero de lo más agradable. 

Para mayor información sobre las atracciones de Guadalajara visita el portal de Guadalajara Go, Y no olvides que la mejor manera de recorrer la ciudad es en un coche de Veico Renta de Autos en Guadalajara

No hay comentarios:

Publicar un comentario