martes, 22 de marzo de 2016

¿Pagar o no pagar ? ¿Por la libre o por cuota?

Es temporada de vacaciones y por suerte eres uno de los que tendrán la oportunidad de salir de la ciudad a tomar unos días de descanso. Para evitar cualquier contratiempo hiciste tu reservación de hotel con antelación, preparaste las maletas teniendo cuidado de no dejar nada y hasta realizaste una inspección a tu auto ¡Porque la seguridad tuya y la de tu familia es lo más importante! Tu veredicto: todo OK. Por fin llega el tan anhelado día, dejan suficiente comida y agua para el perro, se aseguran de cerrar las llaves del gas y que todas las puertas y ventanas queden cerradas también. Suben las cosas al coche y emprenden el viaje.


Probablemente hasta este punto no hayas evaluado las opciones de rutas que tienes para llegar a tu destino, que normalmente se reducen a dos: la autopista de cuota o la carretera libre federal. Para muchos, ni siquiera consideran que la carretera federal sea realmente una opción, pues la consideran menos segura que la la autopista y no pasa por su mente tomar la carretera libre. Entre las razones que esas personas, con mayor o menor razón, puede argumentar están:

1. El hecho que las autopistas libres tienen un trazado más recto y eso supone un menor consumo de gasolina y un ahorro de tiempo.
2. Las autopistas se encuentra en mejores condiciones generales, sin baches y con buena señalización.
3.  Por último, y como la razón más importante citada por muchos,el hecho de que al viajar en autopista cuentas con un seguro que te protege.

Sin embargo, a pesar de que las razones citadas deberían ser ciertas no siempre lo son, por lo menos en México. Existen casos en que la topografía del suelo hacen que los antiguos caminos libres sean mucho más directos que las autopistas. Un ejemplo de esto es el trayecto de Lagos de Moreno en Jalisco a San Luis Potosí, una vez que llegas a la localidad de Villa de Arriaga tienes la opción de cuota o libre. La carretera federal se adentra por una zona de barrancos, aunque hay muchas curvas, el  recorrido es de solo 60 km hasta la capital potosina, mientras que la autopista rodea por completo la zona de barrancos, resultando en un trayecto de 101 km, es decir 46 km más. Cabe señalar que la autopista, al igual que la carretera federal solo cuentan con dos carriles.

Otra que debería ser una buena razón y que desafortunadamente no siempre lo es, son las supuestas mejores condiciones de las autopistas concesionadas frente a las carreteras libres. En muchos casos no existe una diferencia sustancial entre las condiciones de una y otra. Esto no se debe al hecho de que en México las carreteras federales estén en tan buenas condiciones que igualen a las autopistas de paga, sino lo contrario, aquí el hecho de que una empresa explote una autopista, no es garantía de que estará en buenas condiciones o de que tendrá un mayor número de carriles.

Por último está la razón máxima, "al viajar por autopistas estás cubierto por un seguro". Bueno, sí y no. Sí existe una póliza que la concesionaria de la autopista debe de mantener por exigencia de la SCT. Sin embargo eso no es garantía de que tu seas el principal beneficiario de esa póliza. Para decirlo con todas sus letras, esa póliza no está precisamente para proteger al usuario de problemas que pudiera tener al transitar en la autopista, sino está pensada para proteger a la autopista de los problemas que pudieran ocasionar los usuarios. Quienes hayan tenido algún percance en alguna autopista ya sabrán que tanto la aseguradora como la autopista trataran por todos los medio de deslindarse de la responsabilidad y del pago de cualquier reclamación que el usuario pudiera tener. Básicamente sólo son responsables en el caso de accidentes ocasionados por la presencia de ganado, de ahí en más no aceptan responsabilidad por casi nada. Mientras es entendible que no puedan controlar y por ende responsabilizarse por inundaciones causadas por lluvia, o por accidentes causados por otros fenómenos meteorológicos, tampoco se harán responsables por inundaciones causadas por otras razones, como puede ser tuberías rotas o desfogue de presas, ni tampoco por falta de señalización y balizamiento o por presencia de obstáculos en el asfalto como piedras, árboles caídos o piezas de automóviles. Es más, no solo no te cubrirán los daños a tu vehiculo, sino que además tendras que pagar los daños que tu hubieras ocasionado a la autopista.

Después de saber todo esto, seguramente el discurso de que las autopistas se construyen para facilitar la movilidad y el desarrollo de las comunidades que comunica, puede no parecer tan creíble como pensar que se construyen para beneficiar a las empresas concesionarias, quienes ante cualquier problema tienen el sartén por el mango. Y aunque cuando en general sí se pudiera hacer la aseveración de que las autopistas son más seguras que las carreteras federales, no son por mucho tan seguras como la mayoría piensa o cómo deberían de ser dado sus altas tarifas.

Por lo pronto no nos queda más que recomendarte conducir con precaución, descansado, utilizar siempre cinturones de seguridad y contar siempre con un seguro para de auto. Si has tenido algún accidente en autopista, cuéntanos en los comentarios tu experiencia, a ti ¿te respondió el seguro de la autopista?


Sobre Veico Car Rental:
Ya sea que elijas cuota o libre, para su seguridad y tranquilidad, en cada renta de autos con veico obtienes gratis un seguro de responsabilidad civil así como un seguro que cubre el vehículo en caso de daños o robo. Recuerda que con Veico lo que ves es lo que pagas. #SinCargosOcultos


No hay comentarios:

Publicar un comentario