viernes, 3 de febrero de 2017

Cómo rentar un auto sin tarjeta de crédito




Cuando estamos de visita en un sitio, ya se por trabajo o por placer, el contar con un auto a nuestra disposición es no solo conveniente, sino muchas veces tambien más económico que utilizar otras formas de transporte como taxi. Para muchos viajeros expertos, el rentar un auto es esencial para aprovechar al máximo el tiempo durante el viaje. Sin embargo la falta de una tarjeta de crédito es un impedimento para que muchas personas puedan utilizar este servicio, pues la mayoría de las arrendadoras de autos la requieren, para garantizar el cobro en el caso de que el vehículo sufra un daño.  

Afortunadamente  para quienes no manejan una tarjeta de crédito hay otras opciones. Investiga en internet cuales son las arrendadoras que permiten rentar un auto sin tarjeta de crédito, lee cuidadosamente los requisitos e incluso es recomendable hablar por teléfono para asegurarse que no haya cambios en sus políticas respecto a la información publicada en sus sitios web. Ten en cuenta que aun cuando una empresa que no requiera de una tarjeta de crédito a tu nombre, de alguna u otra forma, deberás garantizar  que en caso de un daño o robo del auto, tu responderás por los gastos. Al momento de hacer la reservación deja bien claro que no cuentas con una tarjeta de crédito y cuando recojas el auto asegúrate de presentar todos los documentos que te hayan solicitado. Además ten en consideración que el proceso de entrega del auto puede demorar más de lo normal, debido revisiones adicionales que la empresa hará de los documentos que presentes, esta revisión puede incluir la verificación de tu historial crediticio. 

Entre las alternativas más comunes que ofrecen las arrendadoras para quienes no cuentan con una tarjeta de crédito se encuentran las siguientes:
  • Renta un auto utilizando la tarjeta de crédito de otra persona. Si un familiar o amigo tuyo accede a prestarte su tarjeta de crédito, el o ella deberán presentarse en la oficina de renta de autos contigo para firmar el contrato. En este caso el dueño de la tarjeta será el titular en el contrato de arrendamiento y tu figurarás como un conductor adicional. Legalmente el o ella serán los responsables por el auto y tu seras responsable solidario. 
  • Renta un auto dejando un depósito en efectivo o transferencia bancaria. En caso de que no tengas quien te permita usar su tarjeta de crédito, una opción es dejar un deposito en efectivo o alternativamente hacer un deposito a una cuenta de la arrendadora. Una vez que hayas hecho la devolución del auto sin daños, la empresa te devolverá tu deposito. Muchas empresas realizan la devolución solo mediante cheque, así que es importante que te asegures como será proceso de devolución una vez concluido el contrato. 
  • Renta un auto con una tarjeta de débito. En este caso la retención de garantía se hará directamente en tu tarjeta de débito. Algo muy importante a tener en cuenta es que al finalizar el contrato y una vez que la arrendadora haya liberado la retención en garantía, esta puede tardar hasta dos semanas en verse reflejada en tu saldo, incluso muchas veces puede demorar hasta la siguiente fecha de corte de tu cuenta. 
Independientemente de cual de las tres opciones anteriores tengas a tu disposición, es importante que tengas en cuenta las siguientes consideraciones:
  • Deberás presentar una identificación oficial adicional a tu licencia de manejo (pasaporte, INE, cartilla militar, cédula profesional)
  • Comprobante de domicilio reciente a tu nombre.
  • Es probable que la arrendadora limite la categoría de los autos que puedes rentar sin tarjeta de crédito a autos económicos o compactos. 
  • Algunas arrendadoras pueden realizar un cargo adicional a tu tarifa por no contar con una tarjeta de crédito, este cargo es conocido como "dispensa de garantía bancaria"
  • Te pueden requerir la firma de un pagaré por el valor del auto.
Los requisitos varían de arrendadora a arrendadora, así que lo mejor siempre es confirmar directamente con ellos, compara bien tus opciones, reserva con tiempo y disfruta de la comodidad de contar con un vehículo a tu disposición durante tu viaje.